Los toreros muertos

Dice así una de sus canciones fetiche…y creo que he bebido más de cuarenta cervezas hoy. Y creo que tendré que expulsarlas fuera de mí…Esto no trata sobre la música de los ochenta, ni de los años de la movida, ni de sus grupos musicales, uno de los cuales Los toreros muertos, con su histriónico líder Pablo Carbonell, tenía legión de seguidores, entre los que me incluyo. Muchas veces canté mi agüita amarilla en los bares salmantinos de la época.

Esto trata sobre la muerte de un torero en el ruedo. Un torero muerto en la arena. Un torero que desconozco si habrá un poeta que le escriba versos inmortales como Lorca hizo con Ignacio Sánchez Mejías,…eran las cinco en punto de la tarde/ Un niño trajo la blanca sábana a las cinco de la tarde…

Lo que sí sabemos es la respuesta que ha tenido este suceso en las redes sociales. Algunos comentando que la muerte de Víctor Barrio es arte también, un asesino menos, se está pudriendo en el infierno. Los que hablan así no se tienen respeto ni a si mismos.

No soy taurino, abogo siempre por la defensa de los animales, pero esto no me legitima a lanzar exabruptos llenos de odio y rencor.

El respeto es fundamental para la convivencia y  las redes sociales deben de tener un límite, no todo puede valer.

Si escucháramos más música viviríamos en un mundo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


4 + 4 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>