¿Quién vigila a los poderosos?

En 1949 George Orwell publicó 1984, esa gran novela que habla del Gran Hermano, el guardián de la sociedad, por donde pululan idealistas del Partido, policías del pensamiento cuya máxima es a las proles se les permite la libertad intelectual porque no tienen intelecto alguno. Todos son vigilados por el ojo que todo lo ve (me suena a Señor de los Anillos). Ahí nació la sociedad Orwelliana.

En la sociedad actual la mayoría de los mortales también estamos vigilados, saben todo de nosotros, las nuevas tecnologías también ayudan. ¡Como para librarte de Hacienda, del pago de una multa, de un recargo de intereses..!.

La pregunta es fácil de contestar, a los poderosos en la mayoría de los casos los vigilan otros poderosos, que se dedican a lo mismo, es decir, a especular con fondos ajenos, a recibir créditos sin avales suficientes, a la ingenieria financiera. Y saben que si las cosas se ponen peligrosas de verdad, no se atreverán a dejarlos caer. Hoy por ti, mañana por mi. Así está montado el chiringuito.

Ya lo dijo Stalin: La muerte de una persona es un hecho trágico, la muerte de un millón una estadística.

Si le debes al banco 6000 euros tienes un problema, si le debes 60 millones de euros el problema lo tiene el banco.

Si a una persona corriente le vienen mal dadas, su caída será inevitable, en primera persona. Un poderoso arrastrará en la suya cual tsunami a muchos como él. Así que mejor mostrarlo luchando en las aguas embravecidas, se oigan unos ohhhhhhsss!!!, y ya cerca de la orilla se esconda hasta que escampe el temporal.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 + = 12

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>